Sir Arthur Conan Doyle. El creador de Sherlock Holmes
Sir Arthur Conan Doyle

Sir Arthur Conan Doyle. El creador de Sherlock Holmes

Recientemente estaba leyendo un artículo de cine (el artículo en sí era bastante olvidable) en el cual aportaban un dato que desconocía, el personaje literario que más ha sido adaptado al cine y la televisión es el mundialmente conocido detective Sherlock Holmes creado por el médico y escritor británico Sir Arthur Conan Doyle. Así conozcamos un poco más al padre de la criatura.

 

Sir Arthur Conan Doyle
Sir Arthur Conan Doyle

Sir Arthur Conan Doyle nació el 22 de mayo de 1859 en Edimburgo (Escocia), hijo de Charles Doyle un funcionado inglés de obras públicas traslado a Edimburgo y muy aficionado a la pintura y de Mary Foley, una escocesa proveniente de una familia de católicos irlandeses.

El padre de Sir Arthur Conan Doyle sufría un grave alcoholismo que le producía fuertes depresiones y que llevó a la familia a sufrir graves penurias económicas de las que sólo se salvó por la iniciativa de la matriarca que convirtió su casa en pequeño hostal que alquilaba habitaciones y servía comidas.

Empezó su formación académica en la escuela jesuita Stonyhurst St. Mary´s Hall con la ayuda económica de sus  tíos. Posteriormente, continuó su educación en la escuela austríaca Stella Matutina , también de la Compañía de Jesús.

Realizó su carrera universitaria en Medicina  en la Universidad de Edimburgo donde destacó en varios deportes (rugby, golf, boxeo,…) de forma significativa. En esta universidad recibió clases de profesor Joseph Bell, que posteriormente le serviría de inspiración para crear su personaje más famoso, Sherlock Holmes.

Después de graduarse en medicina en la universidad, Sir Arthur Conan Doyle se embarcó cómo médico a bordo en varios barcos que cubrían varias rutas comerciales y militares como por ejemplo, la que recorría los distintos puertos del África Occidental. Debido a que eran viajes largos y sin apenas incidentes, empezó a escribir pequeños relatos que a su vuelta empezó a publicar.

Después de acabar su etapa marítima, sentó la cabeza y se casó con Louisa Hawkins con la que tuvo dos hijos, Mary Louise y Alleyne Kingsley. No fue un matrimonio feliz y Sir Arthur Conan Doyle mantuvo una relación paralela con Jean Leckie con la que, tras la muerte de Louisa Hawkins, se casó y tuvo 3 hijos más, Jean Lena Annette, Denis Percy Stewart y Adrian Malcom.

En 1981, se mudó a Londres para ejercer oftalmólogo. Según su propio diario, en su consulta no debió entrar un paciente ni por equivocación  por lo que tuvo mucho tiempo para escribir, especialmente relatos de su personaje más famoso, Sherlock Holmes.

El éxito fulgurante y masivo de los relatos de Sherlock Holmes fue totalmente inesperado y difícil de digerir por Sir Arthur Conan Doyle, lo que le provocó un profundo rechazo (y yo diría que hasta odio) y por lo que decidió matar a su “criatura”  en la historia llamada “El problema final”. La reacción popular a tal luctuoso evento fue fulminante. Sir Arthur Conan Doyle empezó a recibir cartas exigiendo la vuelta de Sherlock Holmes (algunas de ellas eran amenazas de muerte para él y su familia). Consiguió resistirse unos diez años hasta que finalmente cedió y publicó una nueva historia llamada “La casa vacía” donde “resucitaba” a Sherlock Holmes y a partir de entonces siguió escribiendo relatos del detective más famoso de la historia.

Poco después, estalló la Primera Guerra Mundial y Sir Arthur Conan Doyle intentó enrolarse a sus 55 años en el ejército británico pero fue denegada su solicitud pero sin embargo fue destinado a unidades de propaganda de auxilio civil.

Al final de esta guerra, sufrió quizás el golpe más fuerte de su vida cuando su hijo Alleyne Kingsley murió en el frente. Este hecho provocó una gran depresión en Sir Arthur Conan Doyle que le llevó al mundo del Espiritismo (quizás la magufada más extendida por aquella época) con el vano propósito de contactar con su hijo muerto. Esto le llevo a enfrentarse a uno de sus mejores amigos, el mayor ilusionista que haya existido nunca,  Harry Houdini que era un experto en destapar magufadas y timadores que utilizaban estas para aprovecharse de la gente.

Sir Arthur Conan Doyle murió el 7 de julio de 1930 en Crowborough, East Essex (Inglaterra) de un infarto al corazón a la edad de 71 años.

Bonus Track

Me gustaría conocer cuál es para vosotros su obra preferida. Para mí es sin duda “Los perros de Baskerville”. Tenéis a vuestra disposición los comentarios de este post.

Gambito

Simplemente otro ser humano buscando el sentido de la vida (Gracias Monty Phyton !!! )

Deja un comentario

Cerrar menú

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies